POLVO DE ALGARROBA - ORGÁNICO

€5,50

Algarroba en polvo 100% ecológica cultivada en Mallorca

350 g de polvo en bolsa de papel con cierre

Producto muy versátil que puede utilizarse para dar sabor a chocolate a bebidas o batidos. Genial para dar un plus de energía en dietas deportivas y para niños, no contiene cafeína ni otros estimulantes. La alternativa dulce al cacao en polvo, perfecta para añadir a leches (vegetales), yogures, masas, tartas, postres, batidos o bebidas calientes.

BENEFICIOS NUTRICIONALES

- Rica en fibra y minerales, como magnesio y calcio
- Bajo en grasas, sin grasas saturadas
- Sin azúcar añadido
- Sin gluten
- Producto natural
- Vegano

ALGARROBA - LA FRUTA VERSÁTIL OLVIDADA

El cultivo de la algarroba tiene una larga tradición en la región mediterránea. La forma silvestre probablemente proviene de Arabia, pero el algarrobo ya fue cultivado por los antiguos egipcios en el segundo milenio antes de Cristo. El árbol es extremadamente frugal, crece sin riego en suelos secos y calcáreos, es resistente a la sal y, por lo tanto, también puede cultivarse en regiones costeras que, de otro modo, no son muy cultivables. Sus raíces profundas protegen el suelo de la erosión, su copa extendida proporciona sombra a los animales que pastan en verano y ofrece a muchos animales salvajes un hábitat durante todo el año, ya que no pierde sus hojas en invierno. La cosecha se realiza exclusivamente a mano, ya que el tronco y las ramas del árbol son duros e inflexibles debido a las condiciones secas y el árbol resultaría gravemente dañado por los sacudidores que se utilizan habitualmente para la cosecha. En cambio, los frutos se arrancan de los árboles con palos. Por tanto, el cultivo del algarrobo es muy sostenible durante todo el ciclo productivo.

Los productos de algarrobo de Johannis Mallorca son elaborados con mucho amor por una familia cuya vida está ligada a sus algarrobos desde hace tres generaciones. La generación actual se ha propuesto dar a conocer la fruta como una alternativa sostenible y saludable a muchos productos alimenticios cotidianos como el azúcar, el café y el té.